Como perros y gatos


Como perros y gatos
Los perros y los gatos son cazadores natos, entonces si pasa corriendo un animal pequeño, lo natural será  que lo persigan; pero la buena noticia es que ese comportamiento puede ser modificado para una convivencia armónica.

Es falso que deban vivir peleando como perros y gatos, porque pueden desarrollar lazos muy fuertes y profundos. Para ello deben ser presentados en sus respectivas etapas de socialización, en el perro es de  la cuarta y semana 12 de edad y en los gatos de la segunda a la séptima semana de edad.

Entrenar perros y gatos convivencia

Entrenar perros y gatos convivencia

Primero debes saber que está prohibido dejarlos pelear, entre perros y gatos no es un juego aceptable; forzarlos a ser amigos, si no quieren estar cerca el uno del otro déjalos, buscamos que se respeten no que se adoren; regañar a uno por portarse mal con el nuevo, basaremos este respeto en estímulos positivos, lo incorrecto se corrige no se castiga; dejarlos solos y junto en casa sin supervisión, debes comprobar antes que no se agredan ni estando quietos, ni en movimiento.

¿Orina y defeca donde sea?

¿Orina y defeca donde sea?

De manera natural, el perro marca con orina no solamente para delimitar un territorio, sino para orientarse, para dejar mensajes a posibles adversarios, y hacer saber su disponibilidad para aparearse. En los machos, ciertamente, es una conducta mucho más intensa y se exacerba junto con la madurez sexual. Con el tiempo los perros escogen y delimitan las zonas en las que hacen sus necesidades y reducirán la necesidad de marcar si territorio si es una zona poco transitada por otros perros, o si no tienen competencia en casa.

Esto es algo que no se podrá eliminar completamente, pero en algunos casos se reduce con la esterilización del animal, en otros más se soluciona educando con paciencia para establecer zonas delimitadas donde puedan orinar, entre más jóvenes sean los perros, mejor resultado se obtendrá.

Las ardillas

Las ardillas

Quizá una de las cosas que más nos agradan de ellas es su cola, esponjosa y muy peluda, que puede llegar a medir, según el tipo y la especie, más de 25 cm de largo. Pero no solo es vistosa, le sirve para estabilizarse mientras se mueve, para nadar mejor e, incluso, a controlar la dirección cuando salta de un árbol a otro.

Son roedores delgados y con mucha habilidad. Miden, en promedio, 30 centímetros. Tiene orejas puntiagudas y en ocasiones en esas puntas puede haber algunos pelillos.

¿Es complicado tener un perro?


¿Es complicado tener un perro?

Más que una misión casi imposible, el incorporar a un miembro animal a tu hogar requiere de bastante planeación, algo que poca gente se detiene a pensar y que si todo mundo hiciera, en poco tiempo se terminaría con el problema de los animales abandonados, los albergues saturados y los perros problema, aquellos que se convierten en indeseables porque son destructivos, o no hacen sus necesidades donde deben, son ruidosos o simplemente no son aceptados por conductas características de su raza.

Masconotas

Christian el León

Su vida de pequeño hasta el reencuentro con sus dueños.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...