La Prueba de Rastreo

La Prueba de Rastreo

Esta prueba se basa en un recorrido de 400 metros. El dueño acompaña la can desde el punto de partida hasta una marca ubicada a treinta metros; a partir de ahí deberá guardar distancia. El animal lleva un arnés sencillo del cual pende una cuerda de 10 metros de largo. Al final de la pista el animal deberá encontrar el objeto, por lo general de cuero. La persona que llevó previamente el objeto hasta su lugar, recorre la pista con zapatos de suela de cuero. 

Se dice fácil y rápido, pero no es tan sencillo pasar este tipo de pruebas. Para calificar las actuaciones de los perros, dos jueces llevan, reloj en mano, la cuenta en puntos. Registran aciertos y desaciertos. Al probar el primer  grado o el segundo de las pruebas de pista, el can está pato para prestar valiosos servicios en la vida común y corriente. Se le puede especializar, por ejemplo, para que localice personas extraviadas. Por su parte, el amo tendrá siempre el orgullo de poseer un perro no sólo fiel, sino también dispuesto a cumplir sus órdenes y seguir sus instrucciones al pie de la letra.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Dinos que mascota tienes y como se llama. También si tienes un comentario sobre el post, bienvenido.

Masconotas

Christian el León

Su vida de pequeño hasta el reencuentro con sus dueños.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...